planta madre

Monstera

UBICACIÓN

Cualquier planta Monstera no soportará el sol directo. Busca la sombra y lugares húmedos. Es por eso que es una planta ideal para zonas de interior, incluso para entradas de viviendas u oficinas.

Debe estar alejada de la calefacción o el aire acondicionado, que la pueden resecar en exceso. Tampoco la sometas al lugar más oscuro de tu hogar. Sus características formas y huecos en la hoja son debido al contacto de luz solar. Por tanto, algo de luz tendrás que aportarle para obtener esas formas tan características.

TRANSPLANTE

El tamaño de la maceta dependerá de la altura y magnitud de la planta.

Realiza el cambio de maceta entre primavera y veranos sólo de las plantas adultas y cada 2-3 años.

.Altura planta de: 40-50cm
Maceta entre: 14cm -17cm diámetro
. Altura planta de 110-120cm
Maceta entre: 25cm- 30cm diámetro

TEMPERATURA

La temperatura idónea para las Monstera oscila entre los 20-30º. Siendo temperatura de 10º la máxima mínima para su supervivencia. Aunque se recomienda que en invierno no supere la exposición a menos de 14-15º.

RIEGO

En invierno una vez a la semana es más que suficiente; en verano, si el clima es seco, es mejor dos veces a la semana.

Es malísimo ahogar sus raíces en agua, por lo que tendrás que evitarlo con un buen drenaje. Es mejor regarla notando la tierra totalmente seca antes que húmeda.

Si consigues agua de lluvia la planta te lo agradecerá. De cualquier modo en cualquier época del año puedes limpiar sus grandes hojas de polvo y pulverizar agua en sus hojas cuando el ambiente sea muy seco. Ya sea por la calefacción en invierno o por un verano seco. Esa sensación de humedad le hará pensar que se encuentra en su entorno tropical. El exceso de agua te lo anunciara tornando sus hojas a un color amarillo, las inferiores normalmente.

MANCHAS FOLIARES Y TRASTORNOS EN LAS HOJAS

Hojas Amarillas:
El amarilleamiento de las hojas inferiores, se tornarán de color marrón para advertiré de un exceso de riego. Llegado a este punto, deja que seque y reducir su riego hasta ver recuperar su color.

Manchas oscuras: 
Indican que ha sido afectada/atacada por bacterias. También pueden haber surgido debido a unas temperaturas demasiado bajas.

Manchas amarillas y puntas secas:
Lo que puede estar indicando este tipo de manchas pequeñas y no generalizadas en las hojas de tu costilla de Adán es falta de humedad ambiental. Si esta anomalía es puntual y al mismo tiempo ves crecer otras hojas de forma normal significa que tu riego es el correcto, pero deberás mejorar la humedad. Ya sea a través de un poco de agua debajo de su platillo original o a través de un pulverizador de agua refrescándola en los días más secos.

TOXICIDAD

Todas las partes de la planta son tóxicas si se ingieren para personas y animales, a excepción de su fruta, que rara vez la verás aparecer en un cultivo de interior. Tener especial cuidado con los niños y animales… Daños por ingestión: hinchazón, inflamación intestinal y vómitos.

 

Ver más plantas

Top