planta madre

Palo de agua

UBICACIÓN

No debe darle la luz solar de forma directa. Su lugar es en un sector bien iluminado, pues la oscuridad le haría perder el color a sus hojas. Si el ambiente es muy frío, las hojas se caerán y la planta dejará de crecer; el ambiente debe ser húmedo. Una forma de ayudar a esto es limpiar las hojas con un paño húmedo y colocar esta planta rodeada de otras. También se la puede pulverizar 2 o 3 veces por semana. Si le falta humedad las hojas comenzarán a secarse en las puntas. Es una planta que no soporta las corrientes de aire por lo que conviene ubicarla lejos de puertas y lugares donde existan corrientes de aire.

RIEGO

No necesita mucho riego. Bastará con regarlo dos veces a la semana en primavera-verano y una vez por semana en época de reposo.

Si descubres que las hojas se vuelven marrones y comienzan a caer es probable que le falte agua. Si, por el contrario, el riego es excesivo las hojas se verán demasiado brillosas y comenzarán a ponerse amarillas. Es conveniente pulverizar con un rociador las hojas cuando comienzan a secarse o si el ambiente es demasiado seco. Recordar siempre que las plantas tropicales necesitan humedad ambiental alta.

ABONO

Abonado en verano y primavera añadiendo cada 15 días un poco de fertilizante líquido diluido con el agua de riego. Recomendamos siempre fertilizantes orgánicos.

SUSTRATO

La tierra de esta planta debe tener un buen drenaje, y hay que colocarle un poco de turba en la superficie y complementarla con perlitas. Cada dos años es conveniente trasplantarla a una maceta un poco más grande. Si tiene un gran tamaño y se nos dificulta el trasplante, se puede renovar unos 5 cm. de la tierra de la superficie por otra nueva.

PROPIEDADES

El tronco de Brasil forma parte de la lista de las plantas con más poder de purificación del aire de nuestros hogares y oficinas, siendo una de las de más fácil mantenimiento. Puede reducir el tricloroetileno y el xileno, compuestos orgánicos volátiles perjudiciales para la salud.

 

Ver más plantas

Top